Telf. contacto: (+34) 93 299 17 92

Agrícola

AGRÍCOLA

Teledetección

La versatilidad de nuestros equipos permite intercambiar diferentes tipos de sensores, del tipo infrarrojo, multiespectral, hiperespectral o termográfico. Con ellos se capta el reflejo de la luz que incide sobre las plantas, y que varía según su estado. El resultado se muestra en un mosaico de todas las imágenes tomadas sobre la plantación, que después son analizadas por especialistas para valorar su estado. Para grandes extensiones, donde la resolución puede ser baja, trabajamos con imágenes tomadas por avioneta o satélite.

Podremos utilizar el análisis de los niveles recogidos por las cámaras para: 

 ● Localizar el estrés hídrico en cultivos, apostando por el manejo eficiente del agua.

 ● Detectar el estrés nutricional en cultivos.

 ● Elaborar índices relativos a calidad en cultivos.

 ● Detectar, de manera temprana, enfermedades y plagas en cultivos.

 ● Generar inventarios de áreas de cultivos.

 ● Supervisar áreas fumigadas.

 ● Controlar cultivos.

 ● Realizar modelos 3D para estudios de riego.

Mediante mapas de vigor vegetal, diseñamos planes de abonado diferenciado, que permitirán ser más eficiente en la aplicación de insumos sin comprometer la producción. La superposición de diferentes capas de información permite realizar un diagnóstico certero de la posible anomalía, y definir estrategias de mejora para anticiparnos a posibles problemas.

En este caso, Mdrone colabora directamente con la empresa AKIS International y una consultoría agronómica especializada, que combinan conocimiento científico sobre teledetección, análisis de datos y experiencia en el sector agronómico-productivo.

Tratamientos agrícolas

Nuestras plataformas tienen la posibilidad de incorporar una montura con un sistema de pulverización con diferentes accesorios de alcance general o selectivo, según la necesidad de la aplicación.

Disponemos de dispositivos con capacidades de 3, 5 u 8 litros de fitosanitario para aplicar en zonas de dificil acceso y de forma selectiva, és decir, unicamente en la zona afectada por la plaga. Este método además supone un ahorro económico y un menor impacto medioambiental.

Viticultura

Los mapas de cultivo en viticultura de precisión permiten a los agrónomos y enólogos mejorar la gestión de la vid, lo que se traduce en una mayor calidad de los vinos producidos. Mdrone, en colaboración con una consultoría agronómica especializada, ofrece mapas de alta resolución para una mejor visualización del estrés al que están sometidas las plantas en la parcela. Las imágenes se toman cuando la uva está en el estado fenológico de envero.

La información recogida por nuestros sensores permite:

● Identificar, evaluar y crear mapas que expresen la variabilidad espacial existente en la parcela.

● Implementar un manejo de la parcela acorde con las técnicas de agricultura de precisión para establecer un equilibrio que permita reducir los inputs e incrementar el rendimiento.

● Sectorizar la parcela en unidades homogéneas de manejo agrícola para efectuar operaciones adaptadas al estado del cultivo, así como aplicaciones variables de fertilizantes y riego.

● Implementar la cosecha sectorizada según los parámetros de calidad de la uva en cada zona de manejo homogéneo.

● Predecir la intensidad de poda para ajustar el vigor vegetal de la planta.

● Establecer puntos de muestreo en campo teniendo en cuenta la variabilidad del cultivo para incrementar la representatividad de la muestra.

Tratamiento contra la procesionaria

Un modo de control de la plaga de procesionaria es mediante tratamientos químicos, su forma de utilización es la pulverización directa sobre los bolsones o nidos a lo largo del invierno. Cuando la plaga está extendida, se puede realizar un tratamiento aéreo, rociando con insecticidas inhibidores del crecimiento. El uso de drones permite un tratamiento localizado de cada bolsa, con lo que se consigue un menor impacto ecológico. Actualmente estamos realizando estos trabajos de fumigación en bosques de Andorra.

Reforestación

Recuperación de zonas arrasadas por un incendio forestal. Se trata de una tecnología indicada para la restauración de zonas de difícil acceso, fuerte pendiente,  alejadas de zonas habitadas o donde se requiera restaurar grandes superficies en poco tiempo.
El sembrado de semillas se realiza de forma homogénea, según el ratio que se quiere lograr por hectárea. La siembra se realiza sobre terreno húmedo y la inmediatez es importante, ya que se debe actuar dentro del primer año tras el incendio forestal.